Testigos

Soy testigo de mis naufragios
de mis sombras mis claroscuros
mis desvelos mis soledades

soy testigo como cualquier otro
con causas y azares
con la vida vivida y con la gastada en vivirla
y también en desvivirla

soy testigo de mis dudas
y de algunas de mis certezas
del dolor de lo cierto y del vértigo del misterio

soy testigo
aunque a veces cierre los ojos
para no ver la desnudez que provocan los roces
para no ver y no verme rendida
ante tu cuerpo             mi otro testigo


No hay comentarios:

Quedarse

E legimos nuestro exilio. Algunos cruzamos las fronteras de la tierra y otros las del alma. A veces ambos adioses se en...