Oleaje

Con los párpados cargados de sueños
y uno que otro desvelo a cuestas
llevo entre las manos la noche del mundo
silente en sus hambres
valiente para continuar torturando el futuro
desando sus geografías
para encontrarme en medio del cauce
extraviada y finita
rendida ante su oleaje

No hay comentarios:

Quedarse

E legimos nuestro exilio. Algunos cruzamos las fronteras de la tierra y otros las del alma. A veces ambos adioses se en...