Festival Internacional y Popular del Libro


** Más de diez organizaciones culturales de escritores y editoriales alternativas de Colombia, periodistas de medios comunitarios y de comunicación popular de diversos países de América Latina y más de quince escritoras y escritores de El Salvador, Ecuador, Chile, Argentina, Venezuela, Perú y México, participarán en la segunda edición del Festival

Daniela Saidman
La palabra como un hecho liberador y profundamente humano abre espacios de encuentro y de libertades en un festival, que tiene como objetivo fundamental la recuperación de la memoria colectiva de los pueblos latinoamericanos y en especial del colombiano.
Más de diez organizaciones culturales de escritores y editoriales alternativas de Colombia, periodistas de medios comunitarios y de comunicación popular de diversos países de América Latina y más de quince escritoras y escritores de El Salvador, Ecuador, Chile, Argentina, Venezuela, Perú y México, se darán cita en Colombia del 07 al 13 de septiembre, en la segunda edición del Festival Internacional y Popular del Libro.
Entre las actividades previstas en el marco de la Feria se encuentran conversatorios, lanzamiento y presentación de libros, revistas, folletos y periódicos, así como obsequio y trueque de publicaciones. En el Festival de la Memoria se realizarán talleres de creación literaria con personas en situación de desplazamiento forzado y otras víctimas del conflicto armado, mientras que durante el Festival de la Paz y la Integración Latinoamericana se llevarán adelante diálogos con periodistas y líderes de movimientos de víctimas del conflicto armado. Otras actividades previstas son recitales, charlas, conferencias, talleres, mesas redondas y la inauguración de la primera Biblioteca Latinoamericana Comunitaria en Bogotá, esfuerzo posible gracias a la solidaridad militante de los invitados nacionales e internacionales.

CAUSAS Y AZARES
Con un manifiesto político estético, la convocatoria a la actividad fundamenta su accionar en la necesidad de una literatura para las mayorías, comprometida con la creación como oficio que debe nacer de la mirada conjunta y diversa a la realidad, y a las utopías realizables. Por esta razón, los organizadores de la Feria y sus participantes rechazan “la relación incestuosa de los llamados artistas representativos, que a nombre de todos los artistas y escritores colombianos y aprovechándose inicuamente de su posición en el mundo de la farándula; vienen desde los últimos meses y sin ningún pudor usando la bandera de la paz y la reconciliación y utilizando perversamente los deseos de paz mayoritarios del pueblo colombiano como plataforma para promulgar un discurso en esencia inequitativo y que posiciona a estos artistas en el rol de publicistas del actual gobierno de Colombia y del gobierno de Estados Unidos”.
El Festival Internacional y Popular del Libro convoca a escritores, gestores culturales, maestros, estudiantes, intelectuales y a todos aquellos que de manera franca y abierta apoyan y hacen arte y cultura popular, a no ver la cultura como una mera mercancía, sino como un derecho inalienable de los pueblos y las generaciones por venir.
Asimismo, consideran “que todo aquel o aquella que se sienta impelido por un genuino sentimiento de reconciliación y paz no puede hacerlo desde el apoyo al régimen actual (Colombia) y debe asumirse vocero de la memoria frente al grado de descomposición, violencia, ilegitimidad e ilegalidad del estado de cosas actualmente imperante en un contexto en el que aumenta la desaparición forzada por parte del gobierno nacional (colombiano) de sus opositores, los crímenes de Estado, los asesinatos extrajudiciales, la violación del DIH, entre otras situaciones alimentadas por el secreto y el olvido”.

RECHAZOS
El Festival Internacional y Popular del Libro rechaza abierta y enérgicamente “las bases estadounidenses en territorio colombiano y la utilización de bases colombianas por el ejército de los Estados Unidos”, debido a que éstas se diseñan y consolidan como una “estrategia del imperio por acallar al pueblo colombiano en nombre de la guerra contra el terrorismo y se configura además como punta de lanza para el ataque militar y mediático contra los caminos emancipadores que hoy recorren los pueblos de nuestra América y que son ineluctables”.
En todo caso, este encuentro será escenario propicio para contar y contarnos la memoria de un pueblo que limita geográficamente con el nuestro, pero que es uno en los sueños y en las ganas. La Feria Internacional y Popular del Libro, en esta segunda edición, se encontrará con la ternura y la rebeldía de escritoras y escritores de esta América Nuestra que sueña los sueños de un mundo más libre y más justo.




POR UNA LITERATURA LIBERTARIA
¿Existe una feria del libro para los barrios empobrecidos de la ciudad de Bogotá y sus municipios aledaños? ¿Existe un evento cuyos protagonistas sean las escritoras, escritores y comunicadores que cuentan las historias de sus pueblos y de sus barrios?
¿Existe un evento para los libros de los autores que se auto-editan y que no tienen apoyo para publicar sus obras?
¿Existe una feria del libro para los desplazados, para los familiares de los desaparecidos y asesinados, para los familiares de los falsos positivos? ¿Existe una feria que sea una fiesta de la memoria en un país del olvido?
¿Existe una feria donde los escritores interactúen con los lectores y donde las editoriales regalen y no vendan sus libros?
El Segundo Festival Internacional y Popular del Libro se realizará del 7 al 13 de septiembre en Bogotá, Soacha, Tunja y Chiquinquirá, y contará con la presencia de más de diez colectivos culturales, de escritores y editoriales alternativas de Colombia, más de diez periodistas de medios comunitarios y de comunicación popular de Venezuela, Ecuador, Chile y Argentina y con más de quince escritoras y escritores de El Salvador, Ecuador, Chile, Argentina, Venezuela, Perú y México.
(Fragmento del Manifiesto de la Feria Internacional y Popular del Libro)

No hay comentarios:

Cuerpos

F rente al espejo nos sentimos vulnerables. Al amor o a la soledad. Sin embargo, el cuerpo nos acompaña desde la primera memoria. Llega...