México en silencio

La ilustración fue tomada 
de la cuenta en Twitter
del artista mexicano Víctor Solís @visoor
Asistimos de lejos a la tragedia, pero nunca se pudo estar más próximo y sentirse tan prójimo. La noche del martes las zonas más afectadas por el sismo hicieron silencio. México enmudeció. Así fue posible que la inmensa marea humana encontrara bajo los escombros las voces que de otra manera no hubieran nunca más pronunciado sus nombres.
Callando se escucha mejor. Por eso, cientos de gargantas ahogaron el grito y el llanto, miles de manos se alzaron, en un puño cerrado, trabajando juntas. México, el pueblo de México, nos enseñó una vez más de qué está hecho. La solidaridad tiene en su gente una larga tradición que ha sabido resistir los tragos amargos que le vienen desde hace centurias.

No hay comentarios:

Cuerpos

F rente al espejo nos sentimos vulnerables. Al amor o a la soledad. Sin embargo, el cuerpo nos acompaña desde la primera memoria. Llega...